viernes, 31 de octubre de 2014

Haku, el Dios del Rio


"Un rasgo de la modernidad: el miedo al anonimato. Ignonimia, del latín, <<pérdida del nombre>>"
Ramón Andrés- Los extremos


Me recuerda Ramón (al que tanto echo de menos todos los días) a aquella escena del viaje de Chihiro en que la bruja mala, para atrapar a la niña, le roba el nombre. 
Mientras ella vaya olvidando quien es, va desapareciendo. 
Al borde del drama, ya translúcida, la salva Haku, el Dios del rio.


Restauro una mariposa de azabache 

Por eso tejo una mariposa, porque en los objetos, en la búsqueda de lo bello puedo salir yo misma a decirme "Anna.... te llamas Anna"...
y la bruja jorobada que nos persigue se queda en nada.




 No hay nada tan importante, ni tan grave. El otoño, el invierno... pasará otra vez aunque hoy el día sea duro, blando o de colores.


Los momentos preciosos se han de respirar, besar y estrujar, 
como una primavera que se va

¿Queda claro que a mí del frío solo me gusta el silencio de la nieve?

Lee, construye, ama, dibuja, baila y ríe y en mi caso súmale coser.

La belleza está en todas partes para recordar quienes somos.



buen fin de semana y como decía mi abuela "arriba los corazones!"







jueves, 23 de octubre de 2014

La Piel




Preparando las pieles para el invierno

Declarando el amor absoluto al otoño soleado

Melancolía de "una lágrima cayó en la arena", la lluvia de San Lorenzo y del verano en general

Y a la primavera le canto justo antes de que se caiga el frío

Seré breve: VEN



LOVE & HATS



viernes, 10 de octubre de 2014

La Espuma de A(mar)

Azules, amarillos y miel,
unos ojos con color de tierra, de mundo, de mercado de las flores en otoño.


Allí dentro, bajo el párpado, a través de un frondoso y encantado bosque de pestañas, profundamente, dormían los sueños

Y los sueños, después de saltar de estrella en estrella durante todo el día. Después de colgarse gotas de lluvia como cortinas correderas al atardecer. Ellos, después de cocinar las constelaciones reconstruyendo el universo en cachitos azules, 
los sueños... dormidos... 
soñaban...



Bailabas tu a lo espuma de los días. 
Un baile loco. Izquierda izquierda, derecha derecha, delante, detrás, un dos, tres.

Me mordisqueabas una oreja y después zarandeabas las nubes buscando una lluvia metida en una pecera.

Estás loco, te digo...



Soy yo. 
De mi promesa de no volver a cortarme el pelo así me quedé, como una medusa.
Acércate que tengo cientos, MIL descargas eléctricas, magnéticas, efímeras como una acuarela en el mar

El detonante (BOOM /SPLASH )

Estoy preparada para la avalancha, el alud, la gran ola. 
Preparada para vivir acurrucada para siempre en tu calor y en el lugar más helado. 
Preparada para vivir sumergida en a(mar).

Y estás loca, me dices...


FIN del FIN

* a http://dialogosconunamuleta.blogspot.com.es por su granito (playa) de arena, en instagram jositsuki, gracias

domingo, 5 de octubre de 2014

El cuento de Una a la que Uno

"Las alas solo se mueven si alzan el vuelo"

Hay preguntas que, según cuando te las hagan, pueden provocar una hecatombe emocional. 

Por ejemplo la florista esta mañana "¿qué quieres?"... y yo buh... adéu.. chau con la pupila dilatada como un pozo sin fondo.  Os habrá pasado alguna vez... "una de colores" contesto para no salirme del guión y volver a parecer una loca.

Ella me da violetas.


Este es el cuento de Una a la que Uno le hizo una pregunta 

"¿dónde estabas?"
Te he dejado flotando en el agua. Haciendo el muerto más allá de hoy ¿Dónde estabas?.... mira que encontrarnos hoy por una casualidad así, tan grande.

Y quien eres y a donde me iré mañana, otra vez sin ti. 

Dónde estabas....  es grave preguntarse "dónde estabas" cuando no puedes quedarte. 

Ella, antes de empezar a responder ya ha cruzado el mar, ya se ha ido. Va buceando con el estómago revuelto, con el alma hecha un puzzle y se para de pie justo en el arrecife "¿dónde estabas?". 
Cuando llora el mar la cubre, bajo el agua solo se le ven las sonrisas. 

 Otra vez.. Saca un brazo, se prende de la isla y coge aire 

Después se irá, contestando esa pregunta con una contundencia equívoca..

Au revoir


Pero él... Él lo había preguntado  con la inocencia de una verde manzana, con la aparente simplicidad del fósforo  que se enciende. 

Él juega con Su cuerpo a amar, 

justo lo que Ella le dijo "si jugamos juguemos a amar" 

y se rieron tanto
....

 Tus cosquillas son sanadoras, tiernas, difíciles como una mancha de chocolate, de sangre, de puro aceite o alquitrán , la peor mancha que me haya encontrado. No me la quito. Y lo peor es que ya no te veo, no estás, como un gran pastel que te has comido y que te deja el rastro en los labios, la medalla en el pecho, y ya puedes frotar que no se va.

¿dónde te habías metido? ¿Dónde estabas?¿Dónde? Todo este tiempo...



Viajo en un tren. Llego de mi tierra y lo digo con propiedad de enamorada. 

Cuando logras hacer los caminos a dos palmos del suelo te otorga cierta propiedad sobre ellos

"aquel camino es mío"

¿Y Él?


Amar tanto sin ser correspondido no es posible, estoy segura.


Pasan los aniversarios, los viajes, los trabajos, las personas, las casas, los objetos, las poesías, los naufragios, las risas, las canciones, las lunas, las vidas

.... pero tu no te me pasas....



 Ángeles, hadas y duendes de los tantos deseos.... no os escondáis que os veo!




domingo, 21 de septiembre de 2014

La Cima de una Pestaña


Cada vez que duermo es: 
un descanso
una carrera 
un castigo larguísimo e ido de las manos 
una soledad de otro mundo
un abrazo imaginario
el reposo de los dedos
la cabeza frenética
el consuelo de los sueños
ganarle tiempo a lo perdido
y perder las ganas de más tiempo

Cada vez que me duermo
me guardo una lágrima para otro momento, 
las cornisas son alegres apeaderos donde tengo mucho que aprender.
Que las alas no se mueven si no alzan el vuelo, 
que al final tanto silencio será de agradecer.



Cada vez que duermo
estoy en la cima
...

preparada para el descenso 

dispuesta a encontrar



"Estoy aquí, en la cima de una pestaña"




lunes, 15 de septiembre de 2014

El Bolso o la Vida

"t'imagines que plantem un hort per tota la platja?"
Roc (6)- 9 a.m-Sept14
-llegamos a las nueve y el mar es una sábana




Claro que me lo imagino. 
Me imagino cualquier cosa en cualquier momento, tanta imaginación a veces me puede me duele.


Estoy de nuevo en Comarruga. En la Comarruga de Septiembre, que se sale.

Un lugar donde los cines cerrados se convierten en el primer lugar de encuentro. 


Donde las casas modernistas hablan de los olvidos, de los abandonos, de la desfachatez de dejarlas marchar. El lugar donde, provablemente, Gil de Biedma y Barral pasearon alejándose de su San Salvador- Calafell, por la playa y hacia el Roc Sant Caietà, en una conversación eterna plasmada en una ola, en algún libro que nadie sabe. 


Estoy en la playa de los "charnegos" como yo, de las familias de sombrilla y neverita y los clanes que conservan su patí català y navegan a la deriba del fin de semana, sin timón.

Estoy en el recuerdo del paseo en el puerto, del café con leche con corazón y el lanzamiento de oliva de un niño en las ramas del árbol de la vida.


Unas tórtolas conviven en "mi" jardín. Porque los MIS se enmayuscúlan cuando los has cuidado, mimado y recuperado, quizás es solo eso lo que nos hace falta.

Mi huerto es un trozo de tierra de este lugar. Está desordenado como yo porque una lluvia torrencial lo removió todo, como a mí. Han crecido cosas que yo no planté y pongo empeño en dejarle aire a las zanahorias, a las espinacas y a mis propósitos. Me descalzo y soy una funambulista que remueve la tierra como si fuera una nube, buscando la primera gota de lluvia que la desnude.


Hay unas flores que se mueren y otras que florecen cada día con distinto color. La melancolía es una flor silvestre, una mala hierba que vive gracias a esa corriente subterránea de agua y sal. No necesita la mirada diaria ni el abrazo de las palabras, todo lo contrario, un mal bicho.




Hay dos gatos nuevos que no tienen nombre y una hurraca que grazna llamando a alguien.

Tengo un manto bajo mis pies, una alfombra mágica. Tengo una estrella entre el pecho y mi regazo, hay un hada en mi espalda. Tengo una ventana en la cabeza que recorre el horizonte que nos espera. Tengo escalofríos en la noche, cuando despierto mientras sueño que todo está bien.

LOVE & HATS

*si te gustan las fotos "annablautocados" en instagram

lunes, 8 de septiembre de 2014

Una Semilla Alada


Mini bolso para boda de Septiembre:

Con detalle en flor de marfil tallado y swarovski. Con forro de terciopelo de seda antiguo hecho a mano.
Apliques desmontados y reaplicados en plan puzzle de Gratacós.
Muñequera de cadena y pasamanería chocolate.

PIEZA ÚNICA- HECHO A MANO

"Nací desconcertada
al amanecer cuando cesa la lluvia;
Insólitamente no era nadie en concreto, un pobre en un chamizo,
de flores.
Al amanecer, cuando cesa la lluvia,
las cosas buscan forma a la deriva
Vi pasar polen por los árboles
sin prisa
sin posesión ninguna, ni peso siquiera.
Partí, llevándome todo mi mundo,
envuelta en mi identidad tan fina como una película de jabón,
y todo ese día fui un ojo a merced del viento.
No pude
descansar, ni tan solo un segundo.
Cada vez más desenfocado, girando
por el reino en desintegración de un jardín,
sin ir a parte alguna 
y sintiéndome en cada ángulo,
me hice enorme,
como si plantaras una guitarra de siembra,
una enigmática forma de esferas y cables."

Una semilla alada- 
Bosques, etc- Alicia Oswald